Como todos sabemos estamos en el pleno mes de las comuniones, y digo que todos lo sabemos porque seguro que ninguno os escapáis de una, seguro que estáis invitados y como no hay que rascarse el bolsillo. Como podemos ver los tiempos han cambiado en todos los aspectos, no solo me refiero a que las nuevas tecnologías son el futuro, ni a la forma en la que nos vestimos, sino que me refiero a que las comuniones también son muy diferentes a como seguro las recordamos. Porque ¿qué levante la mano quien ha tenido una comunión como las que hay hoy en día, quien ha tenido esos regalos tan caros y quien ha celebrado en un salón como en una boda. La verdad es que a día de hoy una comunión ya no es la intimidad que buscaban nuestros padres, ya no es solo la familia y ya está ahora es diferente ahora por ser el amigo de la familia vas a la comunión y cuidadito con no hacer un regalo en condiciones que te expones a estar en bocas de los más allegados, hoy en día para ir de comunión entre vestirse, regalo y el dinero que se da para pagar los platos se debe preparar una cantidad muy sustanciosa que no todos nos podemos permitir.

Y claro el dilema del regalo tiene a todos en ascuas, ya que uno no sabe que regalar, entre que los niños tienen de todo y que encima son un poso tiquismiquis nos encontramos con un problema difícil de resolver. Y es que claro no se te ocurra presentarte con una muñeca de comunión que el niño te lo tira a la cara, ni se te ocurra presentarte con algo de ropa, que tampoco lo quieren los regalos deben ser caros y originales para que todos tanto padres como hijos puedan presumir ante sus amistades. Así que ya sabes te toca sin más preparar primero cuartos y después encontrar entre las tiendas una papeleria online original u otra tienda en la que la originalidad se desprenda por todos los lados.

En definitiva de lo que debemos darnos cuenta es de que los tiempos han cambiado de una manera abismal y de que los niños de ahora no son ni por asomo lo que éramos antes, niños que no conformábamos con lo que nos daban y que además nos hacía mucha ilusión.