24 de julio de 2021

Entrenador personal

El término entrenador personal lo utilizamos hoy para describir a un profesional qué se dedica al entrenamiento individualizado para personas que necesiten mejorar su condición física general o específica, para conseguir objetivos que van desde la salud hasta el alto rendimiento. Las razones por las que una persona contrata un entrenador personal suelen ser para recuperarse de una lesión o enfermedad, la necesidad de mejorar la condición física tener una persona que la motive con la práctica de ejercicio, personas que buscan cambios duraderos, personas que buscan que el entrenamiento se adapte a sus horarios y al lugar que desean hacer ejercicio físico. Y también personas con la necesidad de conocimiento. 

En efecto muchas personas se preguntan porque deben hacer una actividad determinada. Estas personas buscan en el entrenador personal un educador que responda a sus dudas y que le ayude encontrar la actividad más adecuada a sus necesidades. 

Actualmente, el perfil de los clientes del entrenador personal es muy dispar. Algunos son personajes públicos, modelos, actores, atletas profesionales que necesitan conseguir el máximo rendimiento físico, profesionales con poco tiempo, cada vez más, gente corriente. 

En cualquier caso, todos desean que su entrenador personal está altamente cualificado. 

Un entrenador personal debe ser un profesional con formación en diferentes áreas. Aparte de tener un buen conocimiento sobre las áreas que tienen una relación más directa con su trabajo: Entrenamiento y fisiología del ejercicio, debe tener ciertos conocimientos como: Educador, motivador, empresa, nutricionista, psicólogo y buenas habilidades de comunicación. 

El trabajo del entrenador personal implica tratar con personas. Desde clientes que son auténticos entendidos en salud hasta personas que no tienen ningún interés por el ejercicio físico. Por ello las habilidades de relación son fundamentales en este trabajo.

Es difícil decir en qué momento apareció el entrenador personal. En la bibliografía encontramos que en 1700 James Fig, boxeador, espadachín y luchador daba clases particulares de lucha a la nobleza inglesa. No obstante, este tipo de clases particulares no está dentro de los parámetros de lo que hoy denominamos fitness. Y así nacen tiendas especializadas en fitness, que nos ofrecen una gama enorme de equipaciones y bolsas para que practiquemos nuestro deporte favorito

Es posible que el entrenamiento personalizado con objetivos de mejorar la condición física haya nacido en Estados Unidos. La demanda de entrenadores personales es constatable desde los años 50, en que Vic Tanny abrió un gimnasio en Santa Mónica, California Independientemente de cuál haya sido el origen, ser entrenador personal implica formar parte de una profesión con mucha demanda que está dando un paso adelante en la forma de entender la salud y en la forma de hacer ejercicio físico. 

En Estados Unidos es utilizado por millones de ciudadanos y en Europa está en expansión. Seguramente, el tipo de vida sedentario que impone el funcionamiento de nuestra sociedad ha creado esta emergente necesidad. América, igual que la Grecia del siglo V a.C. la Italia del siglo XV y la Inglaterra del siglo XIX, era atractiva y seductora. Este prestigio americano ha ido en aumento desde entonces. 

A pesar de la crisis de 1929 Estados Unidos no ha dejado de crecer. Sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial. La práctica generalizada de la actividad física no es una excepción y, al igual que tantas otras cosas, vino de modelos americanos de salud. El American College of Sports Medicine (ACSM) y otros autores norteamericanos han marcado las pautas del ejercicio físico a lo largo de los años en el resto del mundo. En los años 70, el American College of Sports Medicine recomienda la práctica de ejercicios cardiorrespiratorios. Son la gran panacea para la salud. Aparecen en Estados Unidos primero y unos años más tarde en nuestro país el jogging, el aeróbic.

Hasta llegar a este momento en que las personas entienden el ejercicio físico como algo individualizado, la industria del fitness ha sufrido un intenso e interesante proceso de estas recomendaciones del ACSM habían nacido gracias a las aportaciones a principias de los 60 del doctor Cooper, que hizo popular el concepto aeróbic con el que hacía referencia a un tipo de ejercicio de baja o media intensidad y larga duración. 

El máximo representante de este tipo de ejercicio fue el popular jogging que nació en EE.UU. y se hizo popular en todo el mundo. En los años 80, Jane Fonda dio un evolución.

LA EVOLUCIÓN DEL EJERCICIO FÍSICO Todos sabemos que en nuestro campo la mayoría de las modas provienen de Estados Unidos. Primero fue el jogging, después el aeróbic, luego el culturismo, ahora las actividades denominadas Mind & Body. ¿Por qué esta evo- nuevo enfoque al aeróbic y creó una actividad igualmente de media intensidad y larga duración, pero en este caso en vez de jogging lo que hacía era seguir unos pasos al ritmo de la solución? 

En 1900, Estados Unidos ya tenía 75 millones de habitantes y sus empresarios industriales empezaron a ser los más innovadores del mundo. Los visitantes extranjeros empezaban a sentir que esta nación era más creativa y dinámica que otras naciones más estables. música. El Dr. Cooper, ex médico del ejército norte- americano, creó en 1970 su propia clínica en Dallas, Texas. En la actualidad posee una clínica para diagnóstico de la salud, uno de los centros de fitness más prestigiosos de EE.UU. 16

Deja una respuesta